psicologosvigo.com
Cristina F. M.
Teléfono: 605756652
Primeras dos consultas a mitad de precio
Psicología cognitivo-conductual

Sexualidad

La sexualidad ocupa un lugar importante en la vida de todas las personas. El sexo es un gran motivador y cemento que consolida las relaciones.

Pero, como en cualquier otro aspecto de la relación, aquí también pueden aparecer dificultades, a las que se denomina disfunciones sexuales.

Se llama disfunción sexual a la dificultad durante el acto sexual que impide al individuo o pareja el disfrute de la actividad sexual.

 

Estas dificultades, nos afectan como individuos, bajan la autoestima y confianza y también repercuten en la relación de pareja.

Las disfunciones sexuales pueden manifestarse al comienzo la vida sexual de la persona (primarias) o pueden desarrollarse más adelante(secundarias). Algunas de ellas puede desarrollarse poco a poco, y otras pueden aparecer de manera súbita.

Las causas de las disfunciones sexuales pueden ser físicas, psicológicas o ambas.

Las disfunciones sexuales suelen clasificarse en cuatro categorías:

  • Desórdenes del deseo sexual o anafrodisia. El bajo deseo puede afectar tanto a hombres como a mujeres, y su causa no es siempre el estrés de la vida diaria ni la falta de amor por parte de la pareja.
  • Desórdenes de la excitación sexual. La disfunción eréctil (o impotencia) supone un alto porcentajes de las consultas de sexología, y siempre y cuando, la causa sea psicológica, existe un altísimo grado de éxito en la terapia.
  • Desórdenes orgásmicos. La anorgasmia es tratable, siempre y cuando la mujer coopere con el terapeuta. La eficacia del tratamiento es de un 95% de éxitos, cifra bastante elevada si tenemos en cuenta la magnitud del problema. El tratamiento de la anorgasmia va encaminado, en primer lugar, a:

-Eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general, y al orgasmo en particular.

-Mejora de la relación, a través de la comunicación entre la pareja.

-Programa de habilidades sexuales, que consiste en una serie de ejercicios específicos para esta disfunción.

Desórdenes de dolor sexual, que afectan casi exclusivamente a las mujeres y se conocen como dispareunia (intercambio sexual doloroso) y vaginismo (espasmos involuntarios de los músculos de la pared vaginal que dificultan o impiden el coito).