psicologosvigo.com
Cristina F. M.
Teléfono: 605756652
Primeras dos consultas a mitad de precio
Psicología cognitivo-conductual

Conseguir que mi bebé duerma si, pero….¿a cualquier precio?

marzo 10th, 2013 | Posted by Cristina in Escuela de Padres

No sé si escribir esto desde mi posición de psicóloga o desde la de madre. Intentaré hacer un compendio de ambas, para que este artículo resulte lo más provechoso posible.

Que levante la mano aquella persona (ya sea madre o padre) que no haya dicho aquello de : “me da igual que sea niño o niña, pero que venga sano y que duerma” (olvidándose en ocasiones de añadir “y que coma bien”)……¿Cuántas manos veis levantadas?….yo muy pocas….ni siquiera la mía.

bebé que no quiere dormir3

El caso es que cuando somos unas jovenzuelas pensamos aquello de……”yo quiero un bebé de anuncio: rubito, de ojos azules, y con sus dientitos de arriba que asoman cuando sonríe”.

Sin embargo, cuando se acerca el momento de tener hijos y vemos a las amigas ojerosas, irritables y despeinadas, ya nos vamos planteando lo del color del pelo y de los ojos de nuestro “futuro bebé”.
Y ya no digo nada cuando la barriga va creciendo, y ya hay fecha para el “Día D”……ahí es cuando ya te da igual rubi@, moren@, sin pelo…….lo único que te interesa es que venga san@ (eso es evidente), y que DUERMA.

Si tu duende de la fortuna te concede ambos deseos…estás de suerte!!!!. Serás una mamá feliz, descansada, y deseando dar un compañero de juegos a tu angelito dormilón.
Pero…..¿qué pasa si tu bebé no duerme?. ¿Qué estamos dispuestos a hacer para que lo haga?.

Algunas cosas que he oído, leído, y (seamos sinceras) experimentado son las siguientes:

  1. Ponerle una camiseta con tu olor para que el niño piense que está contigo (no me funcionó)
  2. Ponerle un peluchito para que se sienta acompañado (no me funcionó)
  3. Darle un dedo de tu mano para que lo agarre hasta que se duerma (funciona, claro que funciona…el problema está en que cada vez que se despierta en medio de la noche, reclama tu dedo…y “TIENES” que dárselo).
  4. Cogerlo en brazos hasta que se duerma (funciona, igual que el anterior. Si a eso se le puede llamar funcionar).
  5. Dejarle una luz tenue encendida (funciona a medias. Los lunes y jueves si, pero los martes y sábados no…los domingos sólo si es día par. Vamos…..que su eficacia en mi caso es más que dudosa).
  6. Acostarlo sin darle de cenar, y cuando se despierte, entonces darle la cena (es algo que me propusieron en su día, pero no lo vi claro……acostar a mi hijo sin darle la cena es peor que …….no sé qué puede haber peor que eso).
  7. Aplicar el archirreconocido “Duérmete niño”, de Eduard Estivill.  (He de decir que tras años siendo una ardua defensora del método….sigo pensando que funcionar, probablemente funcione……pero a costa de mucho sufrimiento por parte del bebé y de sus padres. La experiencia me ha enseñado que hay otras formas menos dolorosas).
  8. Hacer el pino puente. (Es algo que no he utilizado, pero estoy segura de que  más de un@  lo haría sin reparo si con eso se asegurase cuatro horas seguidas de sueño).
  9. Mezclar en el biberón de la noche todo tipo de infusiones, polvos, y remedios caseros para ayudar a dormir (vaaale, lo reconozco….he usado productos de esos, pero su eficacia en mi caso es equiparable a la de la luz tenue).
  10.  Meterlo en nuestra cama hasta que se duerma, y luego pasarla a la suya. (Eso NUNCA!!!! ERROR!!!!!. Vaaaaale…también lo he hecho, pero siendo plenamente consciente de que era (ES) un error. No se ha vuelto a repetir. Los adultos sabemos discriminar cuando lo hacemos por “necesidad” (tenemos que dormir “si o si” porque al día siguiente tenemos que ir a trabajar medianamente despiertos, o el niño está malito y se despierta cada diez minutos pidiendo mimos), pero los bebés no.

Ellos sólo entienden de “ME GUSTA- NO ME GUSTA”, sin importarles los motivos que nos han llevado a hacerlo. Lo que no podemos es hacer y deshacer según nuestras necesidades, y luego pretender que nuestros hijos entiendan que lo que ayer era bueno, hoy ya no lo es.

Si hay algo que no me canso de repetir en consulta a los padres es que hay que ser CONSTANTES, y que lo que el lunes no me gusta que hagas, el martes tampoco me va a gustar, y el jueves tampoco.
Los niños no nacen sabiendo lo que está bien y lo que está mal, sino que somos sus padres los encargados de enseñárselo, y ese aprendizaje empieza por tenerlo nosotros muy claro, y con esa claridad y seguridad transmitírselo a ellos.

Pero eso es otro tema para otro artículo…estábamos en lo de dormir…no nos desviemos!!.

Por último, quiero hacer referencia al método que hizo que finalmente mi dolor de espalda, y mis ojeras estén bastante menos agudizadas……En Google aparece como “método coger, dejar”, y dentro de sus 5.246 variaciones, la que ha funcionado en mi caso ha sido la de dejarlo en su cuna y quedarme dentro de la habitación, pero lejos de su alcance, de manera que cuando esté llorando desesperadamente y extienda su pequeño bracito hacia ti (con cara de “no me abandoneeeeees, mala maaaadreee, que ya no me quieeeeres”) no te pueda tocar, y así tampoco tú caigas en la tentación de cogerlo.

Lo mejor es, como digo, quedarse en la habitación, pero ignorando al pequeño, incluso mirando hacia otro lado o de espaldas, si es preciso.
Si tenéis una silla en la habitación, es útil sentarse de espaldas al niño, para que entienda que no le estáis haciendo caso, pero que tampoco le habéis dejado sólo (y “abandonadito”) en la habitación.
Cuando se calme, podéis acercaros a él, reforzándolo positivamente por haberse calmado con frases como “muy bien, cariño, ahora a dormir tú solito”.
Las primeras veces que os acerquéis volverá a alterarse, y es entonces cuando tendréis que volver a alejaros de la cuna y sentaros hasta que se calme de nuevo.
Y así hasta que uno de los dos se aburra, y como madre y como psicóloga os recomiendo ENCARECIDAMENTE que sea vuestro bebé el que se aburra y acabe por dormirse solito.

No habréis ganado la guerra ( porque esa guerra durará siempre), pero sí habréis ganado una gran batalla, y vuestr@ (perdón: NUESTR@) hij@ sabrá quién manda en casa……que parece que últimamente hay muchos hijos (y muchos padres) que no lo tienen tan claro.

NOTA: en este enlace podréis ver hasta qué punto los padres están dispuestos a hacer “cualquier cosa” para que su bebé duerma

http://videos-comicos.com.ar/bebe-duerme-con-su-padre-dentro-de-la-cuna/

¿Qué estás dispuesto a hacer tú?,  ¿Qué hiciste en su momento?

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *